Aerotermia

La Energía del Aire. Una solución verdaderamente Sostenible

Aerotermia y Radiadores

La aerotermia es una solución fácil y rápida de introducir un sistema de energía renovable en el hogar utilizando nuestra instalación de radiadores.

Parte del éxito de la bomba de calor aerotérmica deriva de sus múltiples alternativas de instalación y aunque lo más común es poner aerotermia con suelo radiante para beneficiarse de la opción refrescante, cada vez más personas se animan a combinar su sistema actual de radiadores sustituyendo su antigua caldera de gasoil o gas por un sistema limpio como la aerotermia, que cuida el medio ambiente y ayuda a ahorrar energía al mismo tiempo.

1. Aerotermia con radiadores de baja temperatura

Aertormia con radiadores de baja temperaturaPodemos unir la aerotermia con radiadores y aprovechar las ventajas sostenibles que nos ofrece. En este caso los radiadores más apropiados serán los radiadores de baja temperatura que, como su nombre indica, necesitan alcanzar temperaturas inferiores para conseguir un ambiente confortable.

Los radiadores de baja temperatura además contienen cerca de un 80% menos de agua que los radiadores convencionales. Con estos radiadores de baja temperatura la eficacia sostenible conseguida será mayor, lo que no significa que no podamos instalar un sistema de aerotermia con nuestros radiadores de aluminio y también notaremos los beneficios de la energía limpia en nuestro hogar.

La instalación de los radiadores de baja temperatura es sencilla y parecida a la de los radiadores de aluminio.

2. Aerotermia como única fuente de calefacción con radiadores convencionales.

Otra opción es sustituir nuestra antigua caldera y dejar únicamente la aerotermia como fuente de calor/frío/agua sanitaria. Así, aumentaremos la eficiencia y el ahorro, sin necesidad de desechar nuestra instalación actual de radiadores convencionales. Al sustituir nuestra vieja caldera de gas o gasoil por una bomba de calor conseguiremos aprovechar al máximo la energía del hogar. Además, reduciremos al máximo las emisiones de CO2 ya que la bomba aerotérmica transforma la energía ilimitada del ambiente en energía útil que podemos aprovechar.

Ambas opciones mejorarán nuestro sistema de calefacción tradicional con una bomba de calor-aire-agua sin obras, ni complicaciones. Por eso, es una de las opciones más demandadas para viviendas ya habitadas, aunque también es una cómoda y eficaz opción a considerar en viviendas de nueva construcción.

Tecnología Limpia y Eficiente

Fácil instalación. Se instala en un breve espacio de tiempo. Podemos olvidarnos de combustibles fósiles tales como el gasóleo o engorrosas instalaciones de acometidas de gas.

En cualquiera de las opciones elegidas, disfrutaremos de los beneficios de la aerotermia:

  • Un mismo aparato proporciona calor y ACS (agua caliente sanitaria).
  • Supone un importante ahorro en el gasto de calefacción además tiene un coste de mantenimiento muy bajo.
  • Aumenta el rendimiento de nuestro sistema de calor. En condiciones óptimas puede conseguir un rendimiento hasta 500 veces superior que los radiadores convencionales.
  • No genera emisiones de CO2.