La situación y características de cada casa son particulares. Y, por eso mismo, la respuesta a esta pregunta debe serlo. Vamos a resumir algunos aspectos básicos a tener en cuenta sobre la aerotermia. Así cada uno podremos sacar nuestra propia conclusión al respecto.

¿Qué es la aerotermia?

aerotermiaLa aerotermia es un sistema de energía renovable capaz de general tanto aire caliente como aire frío. Es capaz también de calentar el agua sanitaria (ACS).

La aerotermia utiliza el aire como fuente energética. Es una fuente inagotable de energía.

También podemos decir que se trata de un sistema moderno de calefacción del que se puede beneficiar nuestro hogar.

¿Cómo funciona un sistema de aerotermia?

La estructura es sencilla. Recoge la energía térmica que almacena el aire y la transporta a través de un circuito de tuberías. Genera energía limpia que enfría o calienta, según las necesidades. Al igual que los sistemas de calefacción convencionales, este método necesita de 2 aparatos para funcionar: uno en el exterior y otro en el interior de la vivienda.

Ventajas e inconvenientes de un sistema de aerotermia

Como hemos comentado más arriba, este sistema sirve tanto para expulsar aire frío como caliente. Desde -20ºC hasta +48ºC.

Ahorramos en espacio ya que un mismo aparato nos acondicionará la vivienda en invierno y en verano. Nos proporcionará calefacción o suelo radiante en invierno y suelo refrescante en verano.

Además, son una estupenda alternativa a las calderas convencionales. Dejaríamos de depender del carbón o el gasoil. La aerotermia respeta el medio ambiente.

aerotermiaConseguiremos un ahorro económico importante. Aproximadamente un 75% de la energía utilizada será energía removable. Solo habrá un 25% de consumo eléctrico. En ocasiones, tendremos que aumentar los watios contratados con nuestra compañía eléctrica, pero reduciremos en mayor medida el consumo por otra vía.

Además, la aerotermia destaca por ser una energía eficiente. No desperdicia ni su trabajo, ni nuestro dinero.

Si bien es cierto que cuesta decidirse por cambiar un sistema de calefacción convencional por otro más actual, en poco tiempo, y por siempre, será un acierto y una muy buena alternativa en cualquier tipo de vivienda. Su instalación será rápida y sencilla.

Y, a la hora de cambiar nuestro sistema de calefacción podemos tener en cuenta que un sistema de aerotermia es ideal para combinar con un sistema de calefacción por suelo radiante y un sistema de paneles solares térmicos. Así conseguiremos el máximo ahorro energético.