Hoy vamos a comentar algunos lugares en los que se puede poner suelo radiante. Es importante saber que, aunque solemos hablar de suelo radiante como fuente de calor alternativa, se puede instalar también en otras muchas superficies.

Las paredes o el techo, por ejemplo, son una buena opción en muchas ocasiones. La eficacia y el ahorro energético será el mismo. Si bien poner suelo radiante es la opción más utilizada por su trayectoria, resistencia y adaptabilidad a cualquier superficie (tarima, azulejo, parqué, etc.)… Lo mejor es valorar cual es la mejor opción para posicionar este moderno sistema de calefacción en cada caso y en cada casa.

El techo radiante está comprobado que ofrece resultados en muchas ocasiones incluso más eficaces que poner suelo radiante. Calienta la estancia rápidamente y supone un ahorro inmediato en nuestra economía.

poner suelo radiante
Con la calefacción radiante conseguimos el mayor confort en el hogar

Las paredes suelen ocasionar muchas dudas para su colocación pensando en posibles elementos decorativos que se quieran poner delante con posterioridad. Sin embargo, la calefacción radiante es perfectamente adaptable también a cualquier pared. Podremos colocar estanterías o cuadros decorativos sin ningún problema y estos no sufrirán deterioro alguno por la calefacción radiante.

poner suelo radiante
La pared radiante no daña ni cuadros, ni otros elementos decorativos

Pero hay más alternativas. No solo una casa es un lugar perfecto para poner suelo radiante, a continuación comentamos otros ejemplos interesantes.

Poner suelo radiante es una excelente opción, pero no la única.

La calefacción radiante se adapta a cualquier lugar.

  • Baños y aseos

El baño es uno de los lugares más consultados por sus condiciones especiales y algo diferentes. Para poner suelo radiante en un baño hay que tener en cuenta múltiples factores. La humedad o el material utilizado, por ejemplo.

El suelo radiante encajará perfectamente y el resultado es muy óptimo, mejorando notablemente el confort ambiente de la estancia.

Otro dato a favor de la instalación en el baño es el propio espacio. Los baños suelen ser de los espacios más reducidos de la casa. El suelo radiante no ocupa espacio y no modifica el diseño del baño. Ni se ve, ni quita metros. Además, si se instala la calefacción en el suelo podremos disfrutar del calor en los pies descalzos.

  • Casas móviles

Las casas-coche cada vez son más avanzadas y más confortables, por eso mismo también cada año tienen más adeptos. Pero, para que el confort sea absoluto la temperatura debe ser la apropiada. Y, en eso, el suelo radiante tiene mucho que hacer.

Un suelo radiante en una caravana permitirá tener la temperatura deseada de manera uniforme en toda la estancia.

poner suelo radiante
Con la instalación de suelo radiante evitaremos posibles heladas y con ello, resbalones.
  • Exteriores

Un porche o una terraza, por ejemplo, con suelo radiante serán explotados más tiempo durante el año. Las setas eléctricas u otros elementos habitualmente utilizados nos ayudan a adquirir calor si estamos cerca. El suelo radiante repartirá por toda la estancia la temperatura correctamente.

Además, es interesante valorar esta opción es exteriores para evitar heladas en ciertas épocas de año. Es una estupenda opción a valorar en ciertas zonas geográficas para asegurarnos las entradas a la vivienda (empresas, centros de salud,…) o garajes sin hielo ni resbalones.

Las posibilidades son tan amplias que cada uno puede echarle un poco de imaginación y pensar en sus necesidades particulares. Podemos adaptar la calefacción térmica a nuestro favor.

Poner suelo radiante es una opción muy acertada en habitaciones infantiles, o cuartos de baño. Para una cocina, o un salón, hay múltiples alternativas interesantes.

Y si necesitas que te echemos una mano… no dudes en contactarnos.