Reducir el consumo energético sigue siendo una de las principals preocupaciones de los gobiernos. A pesar de todas las iniciativas de protección del medio ambiente que se han aprobado durante décadas, el consumo de energía sigue creciendo. Y no sólo en España, sino en todo el mundo.

Los datos nos hablan: más de 1/3 del consumo mundial de energía se gasta en calefacción y refrigeración de edificios. Aquí es donde todos podemos poner de nuestra parte, no sólo para la protección del medio ambiente, sino también para proteger nuestros ahorros. Reducir el consumo de energía significará reducir el gasto económico.

reducir

Si pensamos en cómo ahorrar energía en casa la primera cosa que nos viene a la mente es, probablemente, un proyecto de renovación. Bien sea con aislamiento térmico, calderas de bajo consumo o de tecnología solar térmica. Lamentablemente, soluciones como estas conllevan un coste alto por lo que no resultan atractivas para la mayoría de la gente.

Pero existen muchas otras opciones que se pueden hacer al respecto y que nos van a proporcionar el ahorro deseado. (Vease cuadro que adjunto)

reducir