El suelo radiante por agua es el único sistema de calefacción recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

calefacción

Estamos ante un sistema de calefacción ecológico, limpio, saludable y muy confortable. El sistema de calefacción radiante por agua con el que trabajamos en Evoconfort no genera humedad. Deja el aire limpio y con ello también se reduce la aparición de hongos, tales como el moho.

Con todo ello queda claro que el suelo radiante por agua es sinónimo de higiene y salud. Dos importante de sus múltiples ventajas.

Desmontando mitos: la calefacción por suelo radiante NO es mala para la circulación

¿Cómo pisar un suelo cálido y confortable podría ser dañino para la salud? No lo es.

Hay informaciones erróneas que se dan por ciertas por el simple hecho de que llegan rápidamente a varios receptores. El típico “yo también lo he oído”. Pero en este caso podemos asegurar que, aunque “yo también lo he oído”, no es cierto.

calefacción

Parece ser (según he podido encontrar  buscando información al respecto del nacimiento de este bulo) que en una conferencia el ponente de una empresa fabricante de radiadores comentó que el calor que entra por los pies dificulta la circulación de la sangre.

A partir de aquí el bulo ha ido creciendo pero siempre sin ninguna base científica. Y sin razón alguna, excepto claro, que a un fabricante de radiadores la innovación de un sistema de calefacción con múltiples ventajas podría hacerle bajar sus ventas.

El suelo radiante es un sistema inteligente de calefacción capaz de aportar al hogar una temperatura confortable regulando los grados adecuados desde el suelo. Este suelo radiante no permite aumentar la temperatura a más de lo que la OMS considera saludable para nuestros pies. Y, siempre, con una temperatura inferior a la que tiene nuestro cuerpo.

Sin embargo, si podemos decir que, gracias a la limpieza del aire que proporciona este sistema de calefacción con respecto a otros más convencionales: el suelo radiante es beneficioso para determinadas alergias, enfermedades de la piel, asma y otras enfermedades respiratorias.

No obstante, si a alguien le quedan dudas al respecto… siempre puede buscar alternativas al suelo como las ya comentadas en nuestro último post (pared radiante, techo radiante).

Y, recordando a Luis de Góngora y Argote,

Ande yo caliente, y ríase la gente.