Energía radiante

Un buen ejemplo de energía radiante es la que proporciona el sol

La energía radiante es aquella que se transmite a través de una partícula elemental llamada fotón. Muchos la conocen como energía electromagnética y podemos encontrarla en las ondas electromagnéticas, en los rayos ultravioletas, en los rayos gama, en los rayos infrarrojos, en las ondas de radio, en la luz visible o, incluso, en la luz solar.

Para los menos entendidos en la materia, recordemos que hay diferentes tipos de energía: nuclear, térmica, eléctrica, química… y, por supuesto, la radiante.

La energía radiante se caracteriza, entre otros muchos factores, por ser no contaminante y por propagarse en el vacío formando ondas, sin necesidad de soporte conductor alguno. Además, está en constante movimiento, viajando sin parar a 300.000 km/sg. Al conjunto de ondas electromagnéticas se le conoce como espectro electromagnético.

Energía radiante

Al usar la TV también utilizamos energía radiante

Un buen ejemplo de energía radiante es la que proporciona el sol, que nos llega en forma de luz y calor, y que tanto aporta en nuestra vida diaria. También encontramos este tipo de energía en los microondas, la televisión, la radio, y un largo etcétera de productos de uso cotidiano.

La energía radiante y su relación con el suelo radiante electrico M-Therm

Como ya hemos comentado en anteriores artículos, una de las ventajas que hacen que nuestro suelo radiante eléctrico destaque es la rapidez y eficacia con la que es capaz de calentar un espacio. Mucho más eficaces que los radiadores convencionales. Pues bien, esto es posible gracias a que M-Therm calienta directamente la masa de aire con calor infrarrojo, al igual que el sol calienta nuestro planeta. Tanto es así que la sensación de calor y confort es inmediata.

Energía radiante

Las láminas M-Therm con capaces de provocar calor radiante con una eficacia del 95%, lo que se traduce en que el 95% de la energía que genera es aprovechada. Prácticamente no tiene pérdidas.

Un radiador convencional tiene mucha más tarea que realizar para lograr peores resultados. Las calefacciones convencionales están preparadas para calentar el aire, y luego el aire debe calentar el espacio, y este espacio debe calentarnos a nosotros. Mucho más trabajo para conseguir peores resultados. Las calefacciones convencionales no irradian energía térmica, el suelo radiante M-Therm, sí.

Con el uso de los medios y conocimientos adecuados, podremos conseguir el confort idóneo para nuestro hogar.